Coches Ford para la exportación en el puerto de Valencia.

La planta valenciana de Ford produce seis modelos diferentes de la marca.

Fruto de resultados que no alcanzan lo esperado, la norteamericana Ford iniciará un duro proceso de evaluación de todas las plantas de producción que tiene en Europa, con el fin de ajustar sus volúmenes de fabricación a la demanda del mercado.

Este plan de ajuste podría afectar a las instalaciones del fabricante norteamericano en Alemania, España, Gran Bretaña, Rumanía y Turquía, con posibles cierres de instalaciones, medidas de extinción de contratos y disminución de la producción para reducir costes.

Es previsible que, antes de que se tomen las medidas definitivas, se produzca una lucha entre las diferentes factorías europeas de Ford por evitar que las medidas les afecten de lleno.

En este sentido, la planta valenciana de Almusafes cuenta con un alto nivel de productividad y diversificación, ya que allí se producen los modelos Kuga, S-Max, Mondeo, Galaxy, Transit Connect y Tourneo.

De igual modo, estas instalaciones se benefician del importante tráfico de vehículo terminado para la exportación que genera el polo automovilístico en los puertos de Valencia y Sagunto y que impulsan su competitividad desde el punto de vista de gestión de la cadena de suministro.

Con este movimiento, Ford busca adaptarse a un mercado más orientado al mercado de híbridos y vehículos eléctricos.