Ford Europa, junto con otras 27 empresas, se ha unido a un llamamiento a la Unión Europea para que los turismos y vehículos comerciales nuevos vendidos en Europa a partir de 2035 sean cero emisiones, y para que se establezcan objetivos obligatorios en materia de infraestructura de recarga.

El llamamiento insiste en que la retirada de los vehículos de motor propulsados por combustibles fósiles de las carreteras es imprescindible para que Europa alcance su objetivo de cero emisiones netas en 2050, así como para ayudar a evitar los peores efectos del cambio climático sobre las personas y el planeta.

Esto incluye la creación de una legislación que establezca normas y marque un calendario claro que el sector y sus proveedores deban seguir para garantizar la transición a los vehículos eléctricos.

Asimismo, debe hacerse lo posible para poder contar cuanto antes con una infraestructura de carga eléctrica que esté a la altura de la creciente demanda de vehículos eléctricos.

En este sentido, los responsables de la UE están trabajando actualmente en nuevas normativas sobre vehículos no contaminantes, tras la propuesta de la Comisión Europea, apoyada por las empresas que hacen el llamamiento, de que, en 2035, en toda la Unión Europea sólo puedan venderse turismos y vehículos comerciales nuevos cero emisiones.

El Parlamento Europeo y los Estados Miembros de la UE decidirán sus posiciones en junio, y está previsto que la ley definitiva se apruebe en otoño.

 

CdS-Banner-suscripcion-OJD-750x110