El ministro de Transportes, Frederic Cuvillier, ha anunciado este pasado 12 de febrero, las primeras medidas destinadas a reactivar el transporte ferroviario de mercancías.

Desde septiembre de 2013, varios grupos de trabajo, han elaborado un plan de apoyo al sector «tomando decisiones pragmáticas», según ha declarado Cuvillier.

Así, con el nuevo plan «se ha creado una dinámica que ha sido respaldada por todos los actores que trabajan en el sector, reconociendo que va en la dirección correcta. Mi objetivo no es dar grandes resultados, si no poder obtenerlos. Gracias a la dirección del Estado y a la movilización de las partes interesadas, este modo de transporte volverá a tener su lugar en la economía francesa», ha asegurado el ministro.

Entre 2000 y 2012, la cuota del transporte ferroviario ha caído del 16,6% al 10%, a pesar de ser un medio más ecológico, más seguro y más relevante en los trayectos de larga distancia.

De esta forma, este pasado 12 de febrero se ha celebrado una conferencia de los grupos de trabajo, divididos en varias áreas que estudian las cargas más importantes en el transporte de mercancías, el tráfico en el territorio nacional, las conexiones con los principales puertos, el uso de la infraestructura y su precio y, por último, las posibles innovaciones en el sector ferroviario.

Durante estos meses, los grupos se han reunido para identificar la posible recuperación del ferrocarril y definir las acciones concretas para eliminar los obstáculos a su desarrollo, medidas que ahora ha anunciado Cuvillier como de inmediata aplicación.

Ocho medidas de aplicación inmediata

En primer lugar, experimentar y prefigurar la creación de grupos de mercancías por ferrocarril a nivel regional, con el fin de realizar un modelo económico que se ajuste a las necesidades de la economía local, y la integración de las cuestiones de infraestructura, la explotación, el servicio, de reglamentación y de organización territorial.

Por otro lado, se va a constituir un observatorio de la demanda nacional del transporte de mercancías por ferrocarril, así como la celebración de un evento anual en torno al transporte ferroviario, en coherencia con el calendario de convocatorias de los profesionales del sector. De hecho, se ha propuesto que el primer evento se celebre en el primer semestre de 2015.

Al mismo tiempo, se organizarán medidas para promover el transporte ferroviario de mercancías a nivel regional, en colaboración con el CCI francés.

Se ha propuesto crear un observatorio para el desarrollo de las surcos ferroviarias, liderado por RFF y las empresas ferroviarias, con el objetivo de fijar las cifras una vez que el administrador de la infraestructura se unifique en la próxima reforma del sistema ferroviario.

Asimismo, se ha planteado la integración del ferrocarril en los planes estratégicos de los principales puertos marítimos, que se definirán en 2014. Además, en cada cada principal puerto marítimo se creará un órgano de coordinación de transporte ferroviario de mercancías, con presencia de la RFF y de las regiones, para gestionar el transporte de mercancía.

En lo referente a la regulación, se ha presentado la creación de un grupo de trabajo interdisciplinario encargado de proponer en el plazo de seis meses, medidas de simplificación reglamentaria y normativa. 

Por último, se creará un comité de seguimiento, formado por empresas y organismos del sector ferroviario, para vigilar la aplicación de las políticas y acciones adoptadas. Estos análisis se darán a conocer en las conferencias periódicas sobre mercancías.

Además, se quiere profundizar en la formación de la logística multimodal, mejorar la gestión de las terminales, concretar el diagnóstico de las redes capilares, optimizar el gasto público y estudiar la posibilidad de crear una plataforma en línea para conjuntar la oferta y la demanda en algo similar a na bolsa de cargas en el ámbito ferroviario.