transporte por carretera en francai

Con el control se examinará si estos trabajadores disponen de la documentación obligatoria que deben llevar a bordo.

La Gendarmería francesa ha dado instrucciones a los agentes de control en carretera franceses para que lleven a cabo una campaña intensiva de control en carretera, con el objetivo de inspeccionar si los vehículos de transporte que transitan por Francia cumplen la normativa establecida en la Ley Macron.

En concreto, se examinará si estos trabajadores disponen de la documentación obligatoria que deben llevar a bordo conforme a lo establecido en la reglamentación sobre desplazamiento de trabajadores.

La Ley Macron, que entró en vigor en julio de 2016, establece que las empresas transportistas que se desplacen a Francia para realizar transporte internacional o cabotaje deben llevar en los vehículos la documentación que acredite que el conductor asalariado percibe, al menos, el salario mínimo del país galo.

Para garantizar el cumplimiento de esta normativa, los vehículos que circulen por Francia deberán llevar a bordo el denominado certificado de desplazamiento, redactado en francés, que se tramita a través del sitio web del Ministerio de Trabajo galo y en el que figuran tanto los datos de la empresa transportista como del conductor y su retribución salarial, según señalan desde Fenadismer.

Representante legal en Francia

Asimismo, la empresa transportista tendrá que designar obligatoriamente en el referido certificado al representante legal que actuará en su nombre en Francia, ante las autoridades de control. Si no lo hace, podrá ser sancionada con una multa de 2.000 euros, que en caso de reincidencia ascenderá a 4.000.

Con el fin de contribuir al cumplimiento de la Ley Macron, desde la Federación han puesto a disposición de todos sus transportistas asociados el servicio de representante legal en el territorio galo, a través de su servicio Fenagest de asistencia internacional.