En línea con medidas similares tomadas en otros países, como Italia o algún estado alemán, y también en España hace unos días, Francia también ha decidido levantar algunas restricciones que limitaban la circulación de vehículos pesados en las carreteras galas.

De esta manera, se consigue aprovechar la capacidad que ofrecen una carreteras con un menor tráfico privado debido fundamentalmente a las limitaciones de movilidad que han impuesto las autoridades francesas con el fin de contener el avance de la segunda oleada de la pandemia de coronavirus.

Así pues, como recoge Guitrans en su página web, el passado sábado 7 de noviembre se publicó en el diario oficial francés una norma que levanta las prohibiciones de circulación para determinados tipos de transporte desde las cuatro horas de este martes, 10 de noviembre, y hasta la medianoche del miércoles 11, festivo en Francia, con lo que quedan sin efecto las prohibiciones anteriormente establecidas.

De este modo, en concreto, podrán circular sin prohibiciones los vehículos que transporten exclusivamente alimentos y productos destinados a la nutrición, la higiene, la salud humana o animal así como los que transporten materiales o componentes necesarios para su preparación, fabricación y suministro.

Además, la medida también incluye a los vehículos que realicen mudanzas o transporten paquetes de mensajería, mientras que también se autorizan los retornos en vacío de estos tipos de transporte.