Mariano Rajoy y Francois Hollande en la Cumbre franco-espanola, diciembre 2014

De izda a dcha: El presidente de España, Mariano Rajoy, junto al presidente francés, Francois Hollande, durante la cumbre franco-española.

El lunes 1 de diciembre, los gobiernos de Francia y España han ratificado en París sus compromisos en materia de interconexiones de transporte terrestre y marítimo y han confiado en lograr el apoyo de fondos europeos.

De este modo, la cumbre bilateral que ha estado presidida por el jefe del Gobierno español, Mariano Rajoy, y el presidente francés, François Hollande, ha aprobado una declaración en este ámbito en la que se detallan los proyectos existentes y el firme compromiso de llevarlos adelante.

En materia de transporte ferroviario se confirma la intención de seguir con los estudios del tramo Montpellier-Perpiñan, proyecto prioritario de la red transeuropea de transporte que permitiría enlazar Barcelona y París en cinco horas, y considerar la posibilidad de iniciar una consulta pública de aquí a 2016.

Respecto a la consulta pública del ramal Burdeos-Dax de la línea de alta velocidad, se explica que se está llevando a cabo con la perspectiva de una puesta en servicio en 2027, mientras que los estudios sobre el enlace hasta la frontera española y de allí hasta Astigarraga continúan.

También se prevé el adelanto de las obras de la ‘Y’ vasca que ha sido impulsada recientemente mediante la convocatoria de ofertas para las obras de los dos nuevos tramos del itinerario desde Vitoria hasta la frontera.

España y Francia han expresado asimismo su intención de presentar una solicitud conjunta a la Comisión Europea en el marco de la actual convocatoria de financiación en virtud del Instrumento de Interconexión para Europa, IIE, para el fomento, la mejora y el aumento de las capacidades de los enlaces ferroviarios entre los dos países.

También confirman el deseo de finalizar la fase de estudios en curso sobre la travesía ferroviaria central, cuyos resultados están previstos para finales de 2015, y reafirman la importancia de la calidad de las comunicaciones viales transpirenaicas.

Así, Francia efectuará importantes obras de seguridad y circunvalación urbana en el eje E7/RN 134, en los Pirineos Atlánticos, destinadas a un tráfico más fluido en esta vía esencial de comunicación entre ambos países.

España está acometiendo el desarrollo de la autopista A-23 Huesca-Jaca, donde han sido inaugurados en 2014 tres tramos con una longitud total de 10,7 kilómetros.

En cuanto al transporte marítimo, España y Francia piden a la Comisión Europea que valore la extensión de las ayudas comunitarias para reanudar el servicio de la autopista del mar Gijón- Nantes-Saint Nazaire, suspendido por el armador LD Lines el pasado 18 de septiembre.

España y Francia expresan en su declaración conjunta su satisfacción por el hecho de que la Comisión Europea haya seleccionado, en el marco del programa Marco Polo, el segundo proyecto de autopista marítima entre Nantes-Saint Nazaire y Vigo, que integra una conexión hacia Le Havre y Algeciras.

Han anunciado, además, que solicitarán la autorización de la Comisión Europea de las ayudas estatales previstas. «El apoyo europeo», señala la declaración, «es una etapa crucial de este proyecto, para el cual los Estados se comprometen, así como la sociedad de explotación, a que entre en servicio a comienzos de 2015 con la participación financiera de los dos Estados».