Desde el comienzo de la pandemia del Covid-19, Fred. Olsen Express ha invertido un total de 500.000 euros en medidas relacionadas con la seguridad e higiene, para garantizar el bienestar de los pasajeros a bordo.

Un año después de implantar las primeras medidas de seguridad, que han ido actualizándose de forma continua para adaptarse a las indicaciones de las autoridades sanitarias, la naviera ha querido destacar la gran aceptación de las mismas por parte del pasaje, sin haberse registrado ningún incidente destacable.

Entre estas medidas, se incluyen protocolos de limpieza y desinfección constantes, el pago preferente con tarjeta, así como la instalación de mamparas de metacrilato y señalética para asegurar la distancia social, gel hidroalcohólico a disposición del pasaje y protocolos de desembarque escalonados por zonas.

Asimismo, se está respetando un aforo máximo del 80% y se ha desarrollado un programa específico de medidas higiénicas a través de su herramienta de formación ‘on-line‘, para dotar a más de 800 trabajadores de información regular.

Por otro lado, se ha puesto especial atención a las restricciones que afectan de manera específica a cada uno de los territorios de las Islas Canarias, en función de las fases, realizando un control exhaustivo de las causas de viaje de aquellos pasajeros que pretenden retornar o salir estando limitada su movilidad.

Conviene apuntar que la naviera ha renovado la certificación de sus protocolos frente al Covid-19 con Aenor, lo que demuestra su compromiso por garantizar la seguridad de pasajeros y trabajadores en todos los centros de la compañía.