Fred Olsen operando en el puerto de Agaete

Fred Olsen operando en el puerto de Agaete.

Fred Olsen ha presentado su oferta de servicios al concurso público de Puertos Canarios para la gestión indirecta del servicio portuario de embarque, desembarque y transbordo de pasajeros en el puerto de Agaete.

No obstante, desde Fred Olsen han señalado que mantienen el recurso contencioso-administrativo interpuesto el pasado viernes, 21 de noviembre, ante el Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC), recurso que fue desestimado el pasado lunes 24 de noviembre por Puertos Canarios. 

La naviera ha solicitado al TSJC la urgente adopción de la medida cautelar de suspensión, amparándose en el artículo 111.3 de la Ley 30/1992, de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas.

Según entienden desde la naviera, transcurridos 30 días desde la interposición del recurso especial ante el Consejo de Administración de Puertos Canarios, que se produjo el 15 de octubre, la suspensión se había producido por silencio positivo al no haberse resuelto sobre la misma antes del 20 de noviembre.

Así, una vez interpuesto Fred Olsen el recurso contencioso-administrativo ante el TSJC el día 21 de noviembre, desde la naviera se considera que «se dan los requisitos para que los efectos de la medida cautelar de suspensión producida en vía administrativa se extiendan a la vía judicial hasta que el tribunal se pronuncie«.

Además, desde Fred Olsen insisten en que el concurso «está viciado de nulidad radical» tanto en el procedimiento de aprobación de los pliegos, como en el propio contenido de los mismos por vulnerar normas imperativas de la Ley de Puertos de Canarias.

Nuevas infraestructuras

En la misma línea, desde la naviera han incidido en su petición de ejecución del proyecto del nuevo puerto, con el fin de incentivar la competencia real en condiciones de seguridad y calidad de servicio.

La activación del proyecto del nuevo puerto de Agaete contaría con tres atraques para buques comerciales. Actualmente, sostienen desde la naviera, la entrada de un segundo operador en el puerto de Agaete puede ocasionar problemas de seguridad para pasajeros y vehículos de carga, así como incidencias logísticas. 

Las infraestructuras son «limitadas», contando con un único atraque y unas instalaciones en tierra que solo permiten la operativa de una naviera.

Además, entienden que el establecimiento de franjas horarias para los dos lotes licitados no incentiva la competencia entre operadores, ya que «según la licitación, cada naviera operará en las franjas horarias asignadas, distintas a las del otro operador, por lo que los usuarios no dispondrán de dos alternativas en un mismo horario».

Cumplen con el servicio solicitado

El servicio que Fred Olsen opera en el puerto «triplica los mínimos requeridos por el Gobierno regional, 38 frecuencias semanales de ida y vuelta, frente a las 28 mínimas exigidas» por el Ejecutivo canario.

Así, ofrece 68.400 plazas de pasajeros y 89.300 metros lineales de carga ro-ro a la semana, frente a las 24.600 plazas de pasajeros y 34.100 metros lineales exigidos por ley.

Junto a Fred Olsen, la naviera Armas es la única interesada en hacerse con los servicios, para lo cual ya tiene previsto incorporar un buque rápido. Al cierre del concurso público, que tuvo lugar el pasado viernes 28 de noviembre, Puertos Canarios solo había recibido la solicitud de estas dos navieras, según recoge laprovincia.es.