La Federación Regional de Organizaciones y Empresas de Transporte de Murcia, Froet, ha criticado la “descoordinación” entre Administraciones a la hora de adoptar medidas sobre la circulación de vehículos pesados ante la llegada del temporal.

Mientras la Dirección General de Tráfico procedía a los habituales embolsamientos de camiones por la acumulación de nieve, el Servicio Catalán de Tráfico prohibió la circulación de vehículos pesados por la AP-7 el viernes a las 19:00 horas, pese a que no existía ninguna incidencia meteorológica que afectara a esta vía.

De hecho, levantó la prohibición el sábado y unas horas después la volvió a activar para, finalmente, el domingo a mediodía volverla a dejarla sin efecto, ya que la autopista no registraba ningún problema de circulación por el mal tiempo.

La prohibición fue “catastrófica” para el sector del transporte de Murcia, ya que gran parte del tráfico exportador de frutas y hortalizas se carga el viernes por la tarde para dirigirse hacia los mercados europeos. A esto hay que sumar los vehículos de transporte internacional que vuelven a la región.

En total, unos 2.000 camiones murcianos se han visto afectados por el paso de Filomena, incluyendo los que no han podido circular por Cataluña y los afectados por los embolsamientos en otros puntos del país.

El secretario general de Froet, Manuel Pérezcarro, considera que ha sido una medida “arbitraria” y  “meramente recaudatoria”, por lo que van a reclamar ante la administración catalana las sanciones de 500 euros por vehículo que han impuesto a los camiones.

Los multan por saltarse la restricción, pero los dejan proseguir la marcha porque la autopista estaba perfectamente”, ha apuntado Pérezcarro al respecto.