La Federación Regional de Organizaciones y Empresas de Transportes de Murcia, Froet, ha alertado del riesgo de un posible desabastecimiento de combustible por las largas esperas que sufren los transportistas que deben cargar en Exolum Cartagena.

Las empresas de transporte de carburantes achacan estas esperas a la falta de mantenimiento de las instalaciones del Valle de Escombreras, que ha provocado que haya calles y brazos de carga rotos o no operativos. Así, explican que hace tres semanas se averió una de las bombas y se tardó una semana en repararla, lo que se tradujo en tiempos de espera de cuatro horas.

A esto hay que sumar pequeños desperfectos que aumentan la sensación de dejadez, como la existencia de charcos de combustible o el borrado de los números en el teclado en que se ordena la cantidad a cargar. De hecho, los transportistas llevan casi dos meses en los que los tiempos de demora no solo se han duplicado, sino que han llegado hasta las dos horas de espera.

Debido a esta situación, las empresas de transporte de combustible han tenido que rechazar pedidos y perder clientes por no poder atenderlos. Incluso, algunas estaciones de servicio han sufrido desabastecimiento de carburante durante varios días.

En el transporte de combustible, el conductor carga los graneles líquidos en el vehículo a través de unos brazos unidos a una bomba de gran potencia, que permiten llenar una cisterna en unos 20 minutos.

Si bien es cierto que en fechas señaladas como Navidad o los puentes, aumenta la demanda y se producen esperas, las demoras de las últimas ocho semanas no se deben a esta circunstancia, lo que ha hecho saltar las alarmas en las empresas de transporte en cisternas.

El sector teme un desabastecimiento más extendido, ante el aumento progresivo que se prevé en la demanda del gasóleo de calefacción y la cercanía del puente de la Constitución. Por ello, ha pedido a Exolum Cartagena que tome las medidas necesarias para solventar la situación.

 

banner-suscripción-a-cadena-de-suministro-750x110px