Frontline ha encargado al astillero surcoreano Hyundai Heavy Industries la construcción de dos nuevos graneleros tipo ECO de última generación equipados con ‘scrubbers’ construidos en 2019.

El contrato, con un monto total de 180 millones de dólares, unos 151 millones de euros al cambio, implica que las embarcaciones se entreguen durante el cuarto trimestre de este mismo 2021.

Así mismo, la compaía tiene la intención de financiar estas dos adquisiciones con préstamos existentes, así como con un nuevo instrumento financiero que se contratará en fechas próximas a la entrega de las embarcaciones.

Con esta ampliación de su flota de graneleros, Frontline busca posicionarse en lo que, a su juicio, será una recuperación firme a medida que la demanda de petróleo y, posteriormente, el suministro de crudo vuelva a colocarse en los niveles previos a la pandemia.

En este mismo sentido, los esfuerzos de la compañía se centran en contar con una flota moderna para aprovechar los ahorros que ofrece un bajo consumo de combustible en los servicios de transporte marítimo internacional.