Desde el comienzo de la crisis sanitaria, FRS Iberia ha asumido todas las recomendaciones y decisiones de las autoridades, extremando las medidas de higiene y protección en los buques que siguen prestando servicio para el transporte de carga.

Además, a partir de ahora operará todos sus barcos con la certificación ‘My Care’ que otorga DNV GL frente al Covid-19. La naviera ya está trabajando en la aplicación de nuevas medidas de protección reforzadas para evitar riesgos de infección, que se implantarán en todos los buques, oficinas, y zonas de embarque y tránsito de pasajeros.

De este modo, estarán operativas una vez que se restablezca el tráfico marítimo de pasajeros. La naviera es la primera que ha iniciado los trámites para la obtención de este certificado, que se basa en estándares y sistemas de gestión hospitalarios para la protección de las personas, garantizando procesos de mejora y supervisión continuos.

Las nuevas medidas que se están aplicando contemplan el refuerzo de la limpieza y desinfección de los espacios, la dotación de geles hidroalcohólicos y la instalación de mamparas de protección para garantizar la distancia entre trabajadores y clientes en las oficinas de venta, cafeterías y tiendas.

Asimismo, se garantizará la distancia de seguridad, tanto en las zonas de embarque y desembarque, como en las butacas que ocupen los pasajeros durante el viaje.