El nuevo ferry de la naviera ferry comenzará a operar el 1 de julio.

A pesar de esta suspensión, la línea de mercancías que FRS opera entre ambos recintos portuarios se mantendrá.

FRS ha decidido suspender hasta el próximo mes de agosto su línea marítima de pasajeros que conecta el puerto granadino de Motril con el marroquí de Tánger Med, con el objetivo de realizar mejoras en el buque que opera esta conexión.

A pesar de esta suspensión, la línea de mercancías que FRS opera entre ambos recintos portuarios se mantendrá. Con 164 metros de eslora, 23,50 metros de manga y 2.760 metro de bodega para trasladar vehículos y mercancías, el buque ‘Ulusoy 5’ realizará este trayecto de forma provisional.

En concreto, la naviera está adaptando la embarcación Al Andalus Express a las distintas necesidades de esta ruta, por lo que actualmente se están realizando una serie de reparaciones dirigidas a reforzar la seguridad y mejorar su servicio. Por ello, la compañía ha decidido paralizar temporalmente esta línea.

En su primer año de funcionamiento en el puerto de Motril, la naviera ha transportado más de 36.000 pasajeros y 76.000 toneladas de mercancías, así como 3.852 camiones en la ruta que une el enclave andaluz con el de Tánger-Med. Este movimiento de mercancías representa el 15% del tráfico ro-ro generado en el enclave granadino, que en 2016 acumuló un total de 500.000 toneladas.