Cobo Calleja, en fuenlabrada

Cobo Calleja, en Fuenlabrada, concentra a muchos fabricantes chinos desde donde distribuyen sus productos a Europa

El alcalde de Fuenlabrada, Manuel Robles, ha anunciado el pasado lunes 8 de septiembre que solicitará a la consejería de Economía de la Comunidad de Madrid que la zona sur de Madrid sea declarada «área preferente» de inversiones de fondos europeos hasta 2020, en el marco del ‘Plan Activa’ para regenerar esta periferia regional.

El primer edil ha señalado que esta declaración implicará la «rehabilitación de las áreas industriales», tal y como establece el documento marco que el municipio de Fuenlabrada trasladará a la Comunidad de Madrid.

Este documento incluye además la creación de una plataforma logística de transportes en el polígono industrial de Cobo Calleja, el «más grande de Europa», desde donde muchos fabricantes chinos distribuyen sus productos al resto del continente, para aprovechar la parte trasera de este enclave industrial como ‘pasillo’ para el tránsito ferroviario de mercancías.

La propuesta fuenlabreña incorpora también medidas de financiación, como la habilitación de líneas de crédito para pymes y comercios, o la «elaboración de créditos ICO para adquirir suelo en nuevas áreas» y dar respuesta a problemáticas como la de El Bañuelo, un polígono fuenlabreño nuevo que tiene, según Robles, «serios problemas de comercialización» debido a la dificultad de los empresarios para acceder a créditos bancarios.

El alcalde ha manifestado que el Ayuntamiento entregará el documento de propuestas con datos «cuantificados», un texto que será «riguroso y potente», frente al que se propone para el Corredor del Henares con muchas propuestas que aparecen sin presupuestar.