baltic-dry-23-de-febrero

El Baltic Dry Index, BDI, que refleja los precios de los fletes de los buques graneleros tomando como referencia 23 rutas marítimas, ha caído el viernes 23 de febrero de 2018 hasta los 1.185 puntos, lo que supone un aumento de 18 puntos o del 1,54%, con incrementos en todos los segmentos salvo el de los ‘capesize‘.

Desde el 16 de febrero, cuando el BDI rozó mínimos anuales, no ha dejado de aumentar, pasando de los 1.084 puntos hasta los 1.185 actuales en apenas una semana. Esto implica un crecimiento del 9,31%.

Las embarcaciones ‘capesize’, que suelen transportar unas 150.000 toneladas de mercancía, como hierro o carbón, ha registrado una pequeña caída de tres puntos o del 0,17% hasta los 1.722 puntos. Por su parte, los buques panamax, que suelen movilizar entre 60.000 y 70.000 toneladas de carbón y otro tipo de graneles, han registrado un aumento de 43 puntos o del 2,99% hasta los 1.481. 

En lo que respecta a los buques más pequeños, el índice para los supramax se ha incrementado en 21 puntos hasta los 892, mientras que en el caso de los ‘handysize’, el aumento ha sido de cinco puntos, hasta los 534.

A partir del 1 de marzo el Baltic Dry Index no volverá a incluir el segmento ‘handysize’, por lo que el índice se compondrá en un 40% de los datos de los ‘capesize‘, en un 30% de los panamax y en otro 30% de los supramax.