El integrador estadounidense de mensajería y logística FedEx suprimirá entre 5.500 y 6.300 empleos en Europa como parte del proceso para culminar la integración con las redes de TNT, operador holandés que adquirió en 2016, con el fin de evitar duplicidades y reducir sus costes.

El operador estima que el ajuste de plantilla en Europa supondrá un impacto negativo de entre 300 a 575 millones de dólares (247 a 474 millones de euros) que se contabilizará en el ejercicio 2023, que reportará un ahorro de costes anual de entre 275 y 350 millones de dólares (227 y 289 millones de euros) a partir del ejercicio 2024.

Los planes para abordar la duplicidad resultante de la integración de las dos redes europeas, que conectan los mismos mercados, se han presentado este martes a los representantes de los trabajaores europeos y a los miembros del equipo. Unas medidas con un impacto en la masa laboral de entre 5.500 y 6.300 personas, en los equipos operativos y de funciones administrativas.

En el curso de estas consultas, se discutirá la gama completa de medidas de apoyo para los empleados afectados con los representantes de los comités de empresa de toda la región. Estas medidas diferirán según el país y podrán incluir el despido voluntario, la reasignación a otros roles y el acceso prioritario a los puestos vacantes. El proceso de consulta se llevará a cabo durante un período de dieciocho meses de acuerdo con los procesos y regulaciones locales de cada país.

Modelo de ‘doble hub’ aéreo

Un elemento clave del plan de la compañía pasa por la integración física de las redes aéreas de FedEx Express y TNT, lo que permitiría establecer un modelo de doble ‘hub’ en Europa, con el aeropuerto de Roissy-Charles de Gaulle, en el que opera FedEx, como ‘hub’ principal, y con el centro aéreo en Lieja, anterior hub de TNT, como centro de apoyo. Un modelo similar al probado con éxito en el mercado norteamericano, con Memphis como el hub universal e Indianápolis como el hub secundario.

“Avanzar hacia un modelo de doble hub es una ventaja estratégica para nosotros, al mejorar la competitividad de nuestro negocio Express, brindarnos flexibilidad y mejorar nuestras oportunidades de crecimiento», ha comentado el director de Operaciones de FedEx Express Europa, Dave Canavan.

La adquisición del negocio de TNT el 25 de mayo de 2016, después del intento fallido de compra por parte de UPS, que rechazó la Comisión Europea por cuestiones de competencia, perseguía conectar la red aérea global de FedEx con la extensa red de transporte terrestre europea de TNT, «para convertirnos en un jugador de primer nivel en Europa», ha apuntado Karen Reddington, presidenta de FedEx Express Europe, quien subrayó que el ajuste anunciado «permitirá aprovechar los beneficios de la integración y mejorar la competitividad en un mercado que cambia rápidamente«.