Las últimas declaraciones realizadas desde Aecoc sobre el acuerdo del Gobierno con los transportistas, que ya ha sido refrendado en Consejo de Ministros, están generando una fuerte indignación en el sector del transporte.

En su opinión, la norma tendrá «graves consecuencias para el tejido empresarial,  ya que ponen en claro riesgo la competitividad y eficiencia de la cadena de valor». Además, en la Asociación consideran que esta regulación «perjudica especialmente a las pymes» españolas y alega que muchas de las medidas van a generar «tensiones innecesarias en el sector».

La Federación Valenciana de Empresarios del Transporte y la Logística, FVET, se ha pronunciado al respecto, indicando que rechazan frontalmente estas declaraciones, ya que el acuerdo alcanzado «responde a las necesidades y demandas históricas del sector«.

En este sentido, entienden que son necesarias este tipo de herramientas normativas para defender a la profesión, y en especial a los autónomos y las pymes. También aclaran que de lo que habla el acuerdo es de «dignificar a la profesión, impulsando servicios básicos en las áreas de descanso y la creación de aparcamientos seguros», entre otras medidas.

Asimismo, insisten en que el incremento del precio del combustible es ya del 36%, por lo que es necesario articular mecanismos para poder repercutirlo, dado que esta escalada puede suponer el cierre de empresas.

 

banner-suscripción-a-cadena-de-suministro-750x110px