La Xunta de Galicia ha publicado en el Diario Oficial de Galicia la nueva Orden de la Consejería de Sanidad por la que se establecen medidas de prevención específicas como consecuencia de la evolución de la situación epidemiológica derivada del Covid-19, entre las que figura el cierre total al público de la hostelería y restauración.

No obstante, ha atendido la solicitud realizada por Fegatramer para que se permitiera de forma excepcional que los establecimientos de este tipo situados en los centros logísticos y áreas de servicios pudieran atender a los profesionales del transporte por carretera.

Así, los establecimientos de hostelería y restauración que dispongan de cocina, servicio de restauración o de expendedores de comida preparada, ubicados en este tipo de instalaciones de la red de carreteras del Estado de alta capacidad y la red primaria básica de Galicia, podrán permanecer abiertos incluso en horario nocturno para el servicio de entrega de alimentos.

Sin embargo, desde la Federación Empresarial de Transportes de Mercancías por Carretera de Galicia, Fetram, y la Federación Gallega de Transportes, Fegatrans, han recordado que la redacción del texto sigue excluyendo la posibilidad de que puedan consumir en el interior del local.

Aunque entienden que sí se permitiría el acceso a los aseos, denuncian que no se permita a los transportistas consumir de modo individual en una mesa dentro de los establecimientos, en unas mínimas condiciones de higiene.

Galicia es por tanto casi la única excepción, ya que en la práctica totalidad de Comunidades Autónomas que han cerrado los servicios de hostelería y restauración sí permiten a los transportistas el consumo en el interior de los restaurantes de áreas de servicio.