Camiones en la entrada al puerto de Barcelona

La concesión requerirá una inversión de 813.000 euros.

El Consejo de Administración del puerto de Barcelona ha otorgado una concesión a Galp para la ampliación y reforma de su estación de servicio en el recinto portuario, que incluirá la construcción de una nueva planta de suministro de Gas Natural Licuado (GNL) y Gas Natural Vehicular (GNV) para camiones.

La concesión, que tendrá una duración de 22 años, requerirá una inversión de 813.000 euros. La estación será la primera del puerto catalán en promocionar el cambio de combustible en el ámbito del transporte terrestre de mercancías y supondrá un estímulo para la consolidación de la flota de vehículos que utiliza gas natural.

Además, tendrá una ubicación estratégica, ya que aparte de dar servicio a todo el recinto portuario, estará cerca de la Zona Franca, el aeropuerto de Barcelona y las principales vías de comunicación de la ciudad, como la N-340, la C31, la B-10 y la B-22.

El objetivo es reducir las emisiones de gases contaminantes y de partículas en suspensión derivadas del transporte de mercancías. El GNL es la alternativa más efectiva a los combustibles derivados del petróleo, ya que permite reducir las emisiones de óxidos de nitrógeno en un 80%, y elimina las emisiones de partículas en suspensión y óxidos de azufre.

El puerto de Barcelona, en línea con los objetivos de la Unión Europea, está impulsando la reducción de emisiones en el sector del transporte y ha firmado diferentes convenios para impulsar el uso del GNL y el GNV como combustible alternativo, tanto para el transporte marítimo como para el transporte terrestre.