Lácteas García Baquero ha renovado su contrato con Chep durante cuatro años más, en los que quiere maximizar la eficiencia de su cadena de suministro de manera integral. Así, con Chep como único proveedor de palets, seguirá impulsando su modelo de economía circular, basado en la reutilización de las plataformas, para reducir al máximo el consumo de energía y agua, y reutilizar y reciclar los recursos empleados.

Gracias al sistema de ‘pooling‘ sostenible, esta empresa española ha evitado la emisión de 140.370kg de CO2 a lo largo de 2018 y ha ahorrado 21.786 dm3 de madera y 11.464 kg de residuos. Estos datos le han valido la entrega del Certificado de Sostenibilidad que Chep otorga a aquellos clientes que obtienen unos ahorros significativos al incorporar sus palets reutilizables.

Además, en 2019 la empresa ha empezado exportar hacia Canadá con la solución Mark55 de 1219 mm x 1016 mm, especialmente diseñada para el transporte de bienes de consumo y que cuenta con cuatro vías de entrada para una mayor eficiencia durante el traslado y el almacenamiento.

También utiliza desde hace años las soluciones de primera milla para la mejora de los procesos logísticos y la generación de eficiencias operativas. Esto supone la integración de materias primas en el sistema de ‘pooling‘, lo cual exige los más elevados estándares de seguridad y la máxima reducción del riesgo de daño o contaminación.