Gefco, filial logística de PSA Peugeot Citroën, ha solicitado a las navieras que transportan la producción de la factoría de Balaídos el refuerzo de las conexiones marítimas con el norte de Europa.  Según informa El Faro de Vigo, esta decisión, ya comunicada a la Autoridad Portuaria de Vigo, coincide en el tiempo con el desembarco de Renault en la explanada de Bouzas, desde donde exportará sus modelos hacia Turquía.

El refuerzo solicitado por Gefco se sustanciará en la incorporación de dos buques portacoches que, según fuentes portuarias, atenderán «las necesidades adicionales» que surjan en las líneas marítimas desde Vigo a Saint Nazaire y Le Havre (Francia), Zeebrugge (Bélgica), Sheerness (Inglaterra) y Bremerhaven (Alemania).

La naviera UECC ya tiene preparados qué barcos se sumarán a los servicios con el puerto vigués en las citadas rutas, el Autopremier y el Autorunner. En cualquier caso, desde el puerto precisan que estos dos buques operarán de forma intercalada en las diferentes conexiones y solo en aquellas donde «por la previsión de carga» no pueda asumirla la flota habitual con la que operan con Vigo, formada, entre otros, por el Suarvigo, Viking Chance o Viking Drive.

Desde el puerto de Vigo atribuyen el nuevo planteamiento de Gefco, además de al lanzamiento de los nuevos modelos fabricados por la factoría PSA Peugeot Citroën en Balaídos, al incremento generalizado del volumen de exportaciones a través de la terminal de Bouzas. «Y no solo por parte de la factoría de Balaídos. Otras marcas están fabricando mucho para exportación y llega un momento que no llegan las líneas marítimas«, señala el presidente portuario, Ignacio López-Chaves.

En concreto, el responsable portuario se refiere a la nueva operativa de Renault, que exportará este año desde Bouzas a Turquía 6.000 vehículos transportados por ferrocarril desde Valladolid, y otros 11.000 el próximo año.