Como parte de su servicio AirDirect, Geodis pondrá en marcha un nuevo corredor de doble dirección entre China y Europa a partir de principios de 2021, con el que pretende garantizar un servicio regular y fiable a sus clientes en esta ruta.

En el mes de marzo, se fletaron aviones para poder cubrir expresamente estas rutas y desde junio se ha establecido una planificación semanal para poder satisfacer las necesidades en el ámbito de la carga aérea, que se había visto reducida por los efectos de la pandemia.

Ahora, se ha confirmado que habrá un servicio fijo para cubrir esta demanda el próximo año, con conexiones semanales directas que partirán desde Shanghái cada lunes y desde Ámsterdam cada domingo. De este modo, se espera poder gestionar un repunte en la demanda tras el Covid-19.

La inversión total del grupo en su red propia superará con este avance los 70 millones de euros desde el inicio de la pandemia, pues hasta la fecha se han completado más de 400 vuelos en Asia, Europa, Norteamérica y Latinoamérica.

Cargas de múltiples orígenes y destinos

Entre los clientes que pueden necesitar un servicio de este tipo se encuentra, por ejemplo, un fabricante de automoción europeo que adquiere piezas de China, o el propio Lenovo, cliente de los servicios AirDirect entre Hong Kong y Guadalajara, en México, así como de los vuelos entre Shanghái y Ámsterdam.

Tanto el hub de Ámsterdam como el de Shanghái son los más adecuados en este momento para coordinar cargas de múltiples orígenes y destinos, con el fin de maximizar la conectividad y ofrecer una mayor flexibilidad para la recogida y entrega de pedidos.

Por otro lado, el operador está explorando opciones para establecer una conexión entre China e India, y otra entre Hong Kong y Singapur. Su intención es ayudar a prevenir cualquier interrupción en la cadena de suministro en la etapa post-Covid y reducir la tentación de las empresas de aumentar las reservas de stock, lo que supone gastos adicionales.