Francisco José Riberas, presidente de Gestamp, ha llegado a un acuerdo con los bancos deudores del grupo GAM para hacerse con la compañía en una operación desarrollada en diversos tramos y que tendrá un monto total de 58 millones de euros.

Así pues, Riberas, a través de su instrumento Halekulani, adquirirá a Banco Santander, Banco de Sabadell, Liberbank, Banco Bilbao Vizcaya Argentaria, Kutxabank, Bankia y Caixabank el 63% del capital social de GAM por un importe total de 20,5 millones de euros, a razón de 0,977 euros por acción.

Esta operación implicará posteriormente, y de manera obligatoria, una oferta pública de adquisición dirigida al resto de titulares de acciones, sobre un total máximo de 12.303.148 acciones y, en su caso, sobre los bonos convertibles que queden en circulación.

Así mismo, Halekulani también ha comprometido una ampliación de capital una vez se cierre la OPA por un valor total de 25,5 millones de euros, con vistas a producir un «cambio de control accionarial para incorporar un socio con vocación industrial y de permanencia en disposición de dar apoyo financiero al grupo GAM», según reza la nota pública dada a conocer la semana pasada por la Comisión Nacional del Mercado de Valores.

El grupo GAM relevó a Alfaland el pasado mes de febrero en la distribución para España de los equipos de manutención de Hyster a través de su filial Genera Industrial, con sede en la delegación de GAM en la localidad madrileña de San Fernando de Henares, que surgió como consecuencia del cese de actividad de BMI, perteneciente al grupo Bergé.

En la primera mitad de 2018, GAM ha tenido unas ventas de 61,25 millones de euros (+10% anual), con un EBITDA de 15,97 millones de euros (+18% anual), un resultado operativo neto de 946.000 euros (+146% anual) y un resultado neto contable negativo de 1,48 millones de euros (-77% anual).