Apunto de finalizar el año, Adecco Professional, la consultura de selección del Grupo Adecco, ha lanzado su noveno informe de «Los + Buscados» en donde detalla la evolución de la contratación por áreas laborales a lo largo de 2013

Así, en función de los procesos de selección que Adecco Professional ha realizado en 2013, el área de la ingeniería, fabricación y producción fue la que lideró la contratación con el 29% del total de contrataciones de perfiles cualificados, mientras que el año anterior ocupaba la segunda posición con el 18%. Tras ella, se situarían el área comercial y ventas (21,3%), informática (16,5%) y el área sanitaria y de la salud (10,2%).

A mayor distancia, se situaría el área de «science», con el 8,5%, la de finanzas, con el 4,7%, la de logística con el 1,5% y la de recursos humanos, con el 1,1% de las contrataciones de perfiles cualificados. El resto de sectores representaron el 7% del total de las contrataciones de perfiles cualificados.

Además, para el 2014 han elaborado una previsión sobre los perfiles profesionales estratégicos que pueden ser más demandados para las empresas, y que Adecco considera que serán los más buscados y mejor pagados en el próximo año. En logística, los dos perfiles que da Adecco son el de gestor de grandes cuentas y el de director de operaciones.

Gestor de grandes cuentas, el más buscado en el sector logístico

El tirón de las plataformas de operadores logísticos y de transportes sigue dando margen para nuevas contrataciones en el sector. Es por ello que para la consultora, el perfil que más solicitarán las empresas vinculadas a esta línea de negocio será el del gestor de grandes cuentaso lo que es lo mismo, la persona de referencia para la gestión de las cuentas clave de la compañía, que mantiene una estrecha relación con los clientes que le permita detectar necesidades y aportar soluciones.

Entre sus funciones destacan el mantenimiento de la cartera de clientes clave para la organización, velando en todo momento por el cumplimiento de los acuerdos negociados, haciendo de enlace entre el cliente y la organización; el desarrollo de nuevas líneas de negocio en sus clientes, la detección de nuevas oportunidades de negocio en los clientes existentes y la presentación de soluciones a medida en función de sus necesidades.

Entre los requisitos para este puesto están una formación superior completada con un máster en el ámbito de la logística, con dominio del inglés y puede que un tercer idioma. También debería ser una persona con una extensa experiencia en el puesto, con una cartera de clientes formada y que esté acostumbrada a trabajar por objetivos.

Los demandantes de este tipo de perfil son, en la actualidad, operadores logísticos nacionales e internacionales especializados en la externalización de servicios de transporte y distribución, que pueden ofrecer una retribución que ronda los  45.000 euros brutos anuales.

Director de operaciones, el más cotizado

Para el sector de la logística y el transporte en el próximo 2014 se prevé como perfil más cotizado el de director de operaciones, según las estimaciones de la consultora Adecco Professional Logística.

La principal responsabilidad de este puesto es la de dirigir y gestionar el almacenaje y distribución de los productos a fin de atender la demanda de los clientes y el envío de productos minimizando costes y manteniendo los estándares de calidad marcados por la compañía.

Esta figura es la encargada del diseño e implantación de protocolos de actuación en materia de transporte entre las plantas de producción, almacenes y clientes así como la coordinación con los responsables de producción para la organización de flujos internos con el objetivo de garantizar el servicio a clientes. También se encarga del aprovisionamiento a fábricas y almacenes y la planificación y optimización de rutas tanto de reparto como de arrastre y negociación con transportistas.

Las características que debe aglutinar un director de operaciones logístico son una formación universitaria, complementada con un máster u otro tipo de estudio superior del ámbito de la logística; dominio del inglés y posible conocimiento de otro idioma; y se valora la experiencia en la implantación de sistemas de información (CRMs), e implantación y desarrollo de protocolos de actuación.

En cuanto a las aptitudes requeridas figuran el saber organizar y planificar, a la vez que poseer capacidades de negociación, agilidad en la toma de decisión y visión de negocio. Los operadores logísticos son los que más demandan este puesto y la retribución puede estar entre los 50.000 y 75.000 euros, en función del tamaño de la empresa y del dimensionamiento de los departamentos.