La división de transporte intermodal de Girteka Logistics continúa creciendo y en el último año ha conseguido poner en marcha nuevas líneas en Europa, como la que conecta la terminal intermodal de Kaunas, en Lituania, con Tilburg, en los Países Bajos, que a su vez quedan unidos con Rzepin, en Polonia.

A ello se añaden un servicio entre un área industrial de Alemania y el sur de Francia, y otro entre el norte de Italia y el norte de Francia. Además, la empresa de transporte terrestre ha logrado doblar su capacidad de carga en las operaciones intermodales, al transportar más de 16.100 camiones completamente cargados por vía ferroviaria.

Esto supone un ahorro en las emisiones de CO2 correspondiente a 14,4 millones de kilos, pues dichas unidades han recorrido más de 15,2 millones de kilómetros a lo largo de la Unión Europea. Otra ventaja añadida es que el número de neumáticos utilizados a lo largo del año se ha reducido en al menos 900 y se calcula que se han evitado 61 accidentes de tráfico.

En su apuesta por la sostenibilidad, el operador también ofrece a sus clientes una flota de vehículos con motores diésel Euro 6, pudiendo completar las entregas de primera y/o última milla con vehículos que circulen con HVO o HVO100 para reducir así las emisiones de CO2 en todo el proceso.

De cara a 2022, una de las prioridades del grupo será reforzar los servicios intermodales hacia y desde Reino Unido y aumentar el número de camiones de carga completa que utilizan el ferrocarril en un 50%.

 

banner-suscripción-a-cadena-de-suministro-750x110px