La lituana Girteka tiene en el mercado español uno de sus principales objetivos. De hecho se ha convertido ya en uno de los principales transportistas para servicios internacionales con origen en el país.

Según sus datos, la empresa de transporte del este de Europa mueve unas mil cargas completas semanales desde la península ibérica y se ha fijado el objetivo de tener desplegados un total de 1.300 camiones en España para finales de este 2023.

Ese volumen implica un crecimiento de la flota dedicada para servicios con origen en España de un 30%. De esta manera pretende hacer frente a lo que considera un mercado con fuertes estacionalidades, pero que, al mismo tiempo, ofrece una fuerte capacidad de crecimiento dado el papel que tienen las exportaciones hortofrutícolas españolas hacia otros países de la Unión Europea.

Como muestra del potencial que tiene el transporte frigorífico con origen en España, un 23% de su volumen total de cargas durante el último trimestre de 2022 ha correspondido a productos frescos.

En paralelo, la compañía lituana no solo pretende impulsar su presencia en el mercado español de transporte de mercancías por carretera, sino que, además, también tiene planes para incrementar sus servicios intermodales en la península ibérica.

En concreto, según la propia Girteka, el año pasado realizó 12.000 servicios de transporte intermodal con origen en España en rutas operadas por Lorry Rail y VIIA.

Para este 2023, el transportista lituano tiene previsto realizar 13.500 servicios intermodales, aprovechando que desde enero ha extendido el servicio que enlaza desde territorio español con Le Boulou, en Francia, y Bettembourg, en  Luxemburgo, hasta la localidad polaca de Poznan.