Como todos los negocios del mundo, Girteka Logistics ha sufrido el impacto del Covid-19 en sus operaciones. En su caso, esto se ha reflejado en una caída del número de transportes efectuados, dado que muchas empresas europeas están afrontando una gran crisis financiera que repercute en la actividad del operador.

Sin embargo, el grupo ha querido desmentir los rumores de huelga, insistiendo en que su principal interés es preservar todos los puestos de trabajo. Para ello, está aplicando una política de reducción de costes, que incluye medidas como la congelación de las contrataciones o la reducción de diferentes partidas de gastos.

También se han reducido temporalmente las elevadas dietas de los empleados, incluidos los conductores, pero en ningún caso se han reducido sus salarios. Obviamente, esto ha generado algunos comentarios entre los trabajadores, pero no significa que haya ninguna huelga en ciernes ni se esté preparando ningún tipo de paro que vaya a afectar a la calidad de los servicios.

Desde el operador, son conscientes de que no es una buena noticia para sus conductores, pero aseguran que muchos han expresado su comprensión ante las circunstancias actuales, teniendo en cuenta sus esfuerzos para mantener todos los puestos de trabajo, a diferencia de otras empresas.