La capacidad para adaptarse a las necesidades y exigencias de los clientes ha llevado al operador lituano de transporte Girteka Logistics a crecer a un ritmo estable del 30% anual.

En esta dinámica, su última apuesta han sido los camiones propulsados por Gas Natural Licuado, GNL, que ayudan a las empresas para las que trabaja a cumplir con sus objetivos de desarrollo sostenible.

Los últimos estudios realizados al respecto muestran que un vehículo industrial que utilice GNL puede lograr una reducción de las emisiones de CO2 en un 85% respecto a un diésel en la misma distancia recorrida, así como una disminución del 95% en el caso de las partículas.

Con una flota de 5.600 vehículos, el operador está actualmente probando los camiones a GNL de Iveco. De hecho, las pruebas mencionadas se han llevado a cabo con unidades del modelo Stralis 460 NP y a lo largo de 2019 se probarán otros dos vehículos de la marca.

Por el momento, el operador ha podido comprobar que sus conductores recorren hasta 1.500 km con el tanque de combustible lleno en los test realizados en los países del Benelux y en Francia, que son los que cuentan actualmente con una infraestructura más desarrollada para el gas natural.