camiones-de-girteka-logistics

El operador ha encontrado la manera de luchar contra la falta de conductores.

Los operadores de transporte europeo se enfrentan en los últimos años al grave problema de la falta de conductores, que ha provocado que un 20% de los camiones alemanes permanezcan parados en 2018.

Luchando contra la estadística, se encuentra Girteka Logistics, cuya flota ha llegado ya a los 5.000 camiones y su equipo ha pasado de los 8.000 transportistas en enero a los 10.000 contratados a principios de agosto de 2018.

El operador responde así a la demanda del mercado para incrementar la capacidad del transporte y se prepara ya para aumentar su flota hasta los 10.000 camiones y su equipo hasta los 20.000 conductores de cara a 2021.

En 2017, Girteka ha registrado un crecimiento del 30% y prevé alcanzar cifras muy positivas también en 2018. Su negocio es diferente al de otros grandes actores del sector, como DSV, DB Schenker, DHL o Kühne & Nagel, tal y como señalan desde el operador.

En su caso, operan con camiones propios y contratan directamente a sus conductores, lo que demuestra una gran capacidad para mejorar su calidad operativa con sus propios activos.

Crecimiento de los costes operativos

Sin duda, ha encontrado la manera de luchar contra la falta de conductores, aunque como el resto de la industria, se enfrenta actualmente al rápido crecimiento de sus costes operativos.

Esto se debe a múltiples factores, desde el aumento de los salarios de los transportistas hasta su estancia en hoteles para realizar los descansos, pasando por el cumplimiento con el salario mínimo de los diferentes países y el aumento del precio del combustible.

Los costes del transporte por carretera en Europa están incrementándose rápidamente por distintos motivos, y la significativa falta de conductores se ha convertido en uno de ellos. Por ello, el operador tiene previsto ajustar sus precios a los niveles actuales del mercado.

La intención de Girteka es seguir implementando iniciativas para mejorar su negocio, desde la aplicación de criterios de selección avanzados para la contratación de conductores o mejores programas de formación.

Asimismo, pondrá en marcha un laboratorio tecnológico para potenciar los avances tecnológicos. En total, espera alcanzar un tráfico de 450.000 camiones llenos en 2018.