Apenas unos días después de recaudar 450 millones de euros en la que ha sido la mayor ronda de financiación de su historia, Glovo ha apostado Madrid para ubicar el que será su tercer ‘hub’ tecnológico.

Estas instalaciones, localizadas en las instalaciones de la plataforma en la capital, acogerán el mayor centro tecnológico del sur de la empresa en Europa y se sumará a los que ya tiene la compañía en Barcelona y Varsovia, abiertos hace ya dos años.

Glovo tiene la intención de desarrollar en esta instalación proyectos clave para la compañía relacionados con nuevos servicios de reparto urbano destinados a los 20 países en los que está presente y, en consonancia, pretende ampliar su equipo global de ingenieros de 300 a 500 empleados a final de este 2021.

En concreto, la plataforma quiere acelerar sus servicios de entregas hiperrápidas, un segmento que llama ‘quick-commerce’ y en el que se está centrando la competencia dentro de la distribución urbana de mercancías para el canal on-line, desde la irrupción de la pandemia, hace algo más de un año, y que viven un momento de especial ebullición dadas las medidas de confinamiento de la población y de limitación de la movilidad que están impulsando el comercio electrónico.