El fondo hispanosuizo Stoneweg tiene previsto invertir cien millones de euros en diferentes instalaciones para consolidar la infraestructura de entregas ultrarrápidas de Glovo en España, Portugal, Italia y Rumanía, así como en otros puntos de Europa del Este.

Con este movimiento, la plataforma busca extender su red de hubs urbanos de última milla ubicados de manera estratégica para realizar entregas en menos de 30 minutos, como los que ya tiene en Barcelona, Madrid, Lisboa y Milán.

En esta línea, Glovo quiere extender estos almacenes de los 18 actuales hasta alcanzar el centenar a nivel global este mismo año e incoporando nuevos en Sevilla, Valencia, Zaragoza u Oporto, entre otras.

Stoneweg es una plataforma de inversión con sede en Ginebra y que hasta la fecha ha completado más de 291 operaciones por un valor de 4.300 millones de euros.

Su filosofía de inversión está basada en un enfoque ‘bottom-up’ para la selección de las inversiones por medio de equipos de gestión locales.

Así mismo, el movimiento implica un paso más en la integración de las plataformas digitales de entrega en el ecosistema logístico tradicional, con un enfoque más amplio, que supera al inicial de las entregas de comida a domicilio, para poner el foco en el complejo universo del comercio electrónico desde una perspectiva diferente a la de los e-tailers.