GLP ha cerrado su primer préstamo vinculado a la sostenibilidad, SLL, por valor de 658 millones de dólares. Se trata de una línea de crédito renovable a un plazo de tres años, en la que participan 10 bancos, y que utilizará para avanzar en sus objetivos medioambientales, relacionados con la lucha contra el cambio climático y la promoción de edificios verdes.

Este préstamo es uno de los mayores de su clase concedidos en la región Asia-Pacífico, y está vinculado a su última calificación de riesgo ESG de Sustainalytics, que tiene en cuenta criterios ambientales, sociales y de gobernanza.

En virtud de este crédito, GLP se compromete a mejorar su calificación, pues el SLL cuenta con un mecanismo de incentivos por el que tendrá derecho a una reducción del tipo de interés cuando se logren las mejoras previstas en su puntuación.

La envergadura de su primer préstamo vinculado a la sostenibilidad demuestra que ha sido capaz de capitalizar los logros en esta materia e integrar el rendimiento ESG con las métricas financieras.

En total, entre la firma y sus socios estratégicos han recaudado hasta el momento más de 1.000 millones de dólares en préstamos vinculados a la sostenibilidad y bonos verdes a nivel mundial.

Conviene destacar el caso de GLP J-Reit, con la más alta calificación según la Evaluación del Marco de Financiación de la Sostenibilidad de JCR, que fue el primer J-Reit de logística en lanzar un bono verde dirigido a inversores minoristas.

En diciembre de 2020, emitió bonos de sostenibilidad a 15 años, el plazo más largo para bonos de sostenibilidad en el mercado de J-Reit.