Mediante la implantación de nuevas líneas regulares, el servicio de paquetería GLS Spain ha acortado los tiempos de tránsito a Alemania, Reino Unido, Irlanda e Italia.

En primer lugar, GLS Spain ha habilitado nuevas conexiones entre Madrid y su centro de distribución europeo en Alemania, con escalas en Zaragoza y Barcelona para cargar mercancía adicional. Sobre todo en Barcelona se incorporan numerosos paquetes para exportación a la red GLS.

Dentro de esta ruta, los camiones salen a la 01.00 horas y llegan al centro de distribución europeo de GLS hacia las 19.00 horas, con el objetivo de poder entregar los paquetes en Alemania en un plazo de 48 horas.

Desde junio pasado GLS ha habilitado, además, una nueva conexión Madrid-Barcelona-Puurs (Bélgica), que le permite reducir en 24 horas los tiempos de tránsito a Reino Unido e Irlanda, llegando a ambos destinos en 48 horas y 72 horas respectivamente.

Asimismo la empresa ha modificado la hoja de ruta para el trayecto hasta Milán. El camión de largo recorrido sale ahora a las 08.00 horas y arriba a Milán a las 21.00 horas, de modo que GLS Italy puede entregar al día siguiente los paquetes en el norte y el centro de Italia.

Mejora del servicio

Esta mejora del servicio responde al aumento del número de paquetes dentro de Europa, tanto en el segmento B2B como en el B2C. Además, antes de la implantación definitiva, GLS Spain hizo pruebas en las nuevas rutas y sincronizaciones.

También se ha hecho un esfuerzo por mejorar en la calidad de entrega y en la transparencia de la información. Tanto en el portal web como en la aplicación móvil se puede hacer seguimiento de todos los envíos sin interrupciones, incluso más allá de las fronteras.