GLS Spain ha ampliado la entrega de paquetes con contacto cero con la puesta en marcha de procesos digitales, como la introducción de un proceso de confirmación de entrega.

La empresa de paquetería estima que estos nuevos procesos digitales para las entregas en la última milla han llegado para quedarse y apuntalar la transformación tecnológica en el sector de la logística y la paquetería.

De esta manera, clientes y destinatarios realizan el seguimiento de sus envíos en tiempo real, gestionan y documentan sus paquetes por internet e interactúan para solicitar cambios en el día, franja horaria o lugar de entrega de sus envíos.

En concreto, GLS Spain ha puesto en marcha, para las entregas nacionales, un servicio, disponible a nivel internacional en 22 países, mediante el que el destinatario puede elegir entre varias opciones de manera telemática.

Además, también se ha establecido un servicio que permite la entrega segura del paquete al destinatario una vez el repartidor introduce en su dispositivo móvil el número PIN que previamente el destinatario ha recibido vía SMS.

Al tiempo, para las entregas de los envíos contra reembolso, GLS Spain ha establecido un proceso para el pago en efectivo que mantiene el contacto cero e impulsa el uso de dispositivos TPV entre los repartidores.

Por otra parte, GLS Spain ha activado el sistema de confirmación de entregas a través de una solución que envía al destinatario un correo electrónico con el enlace, justo cuando el envío sale en reparto.

Al tiempo, el receptor, una vez llega el mensajero al domicilio, deberá acceder al enlace desde su propio para que la entrega queda efectuada.