GLS fortalece su red europea

GLS ofrece su 'Entrega Flexible' en 11 países europeos.

GLS continúa con el despliegue de su servicio ‘FlexDeliveryService’, que se va expandiendo paulatinamente en toda Europa desde que en 2012 se lanzase en Alemania. Con la introducción ahora de la solución en Francia, ya está implantada en 11 países europeos.

Este servicio permite a los destinatarios escoger cuándo y dónde quieren recibir sus paquetes. En 2013, GLS implementó a escala nacional este servicio en Austria, Bélgica, Eslovenia, Eslovaquia, Hungría, Países Bajos y Rumanía. 

A lo largo de 2014, el servicio fue incorporado por la filial checa del operador en febrero, y en mayo de este año en Polonia. Así, Francia se convierte en el undécimo país en ofrecer esta solución.

A través del servicio de ‘Entrega Flexible’, los remitentes envían a GLS la dirección de correo electrónico de los destinatarios, con su consentimiento, para que se active el servicio. A continuación, GLS informará al destinatario por correo electrónico de la entrega, incluso en algunos países también por sms.

Por medio de un enlace en el mensaje, los destinatarios pueden acceder a diversas opciones, como seleccionar una fecha de entrega distinta, redirigir el paquete a una dirección alternativa y, en muchos países, incluso ordenar la entrega del paquete en un ‘GLS ParcelShop’.

El servicio ha sido diseñado específicamente para satisfacer la demanda creciente de e-commerce, ya que estas opciones aseguran que los destinatarios reciben sus pedidos on-line, de acuerdo a sus preferencias y, por regla general, también con mayor rapidez, ya que se minimizan los intentos de entrega fallidos.

Variedad de posibilidades

En un primer momento, GLS informa al destinatario del día de entrega estimado de su compra. Dependiendo del lugar donde vive, el tiempo de entrega del paquete variará, si bien el operador ofrece un margen de error de la hora de entrega de tres horas. Por ello, si el tiempo de entrega no se ajusta al receptor, este puede cambiarla on-line, a través de un ordenador o de un teléfono inteligente. 

Las entregas se pueden cambiar a otra fecha, o transferir a una dirección de entrega alternativa, enviado la nueva ubicación a GLS también a través de la plataforma habilitada al efecto.

«El ‘FlexDeliveryService’ simplifica en gran medida la recepción de paquetes y maximiza la comodidad para los usuarios», han señalado desde el operador, al no obligar a los usuarios a permanecer en casa esperando sus envíos. 

Se amplía el servicio en Alemania

En Alemania, GLS ha ampliado este servicio a las entregas en sábado, así como el de entrega por las tardes, a Berlín y Munich. La oferta se lanzó este verano en Dusseldorf, Frankfurt, Colonia y Nuremberg este verano, con lo que el 15% de los paquetes gestionados en Alemania disponen de esta opción. 

Los consumidores de estas zonas pueden recibir sus artículos entre las 17.00 horas y las 20.00 horas de lunes a viernes, y de 8.00 horas a 13.00 horas los sábados.

Según afirman desde el operador, muchos destinatarios están eligiendo recibir sus paquetes en el horario nocturno, lo que evidencia la importancia de la flexibilidad en la entrega de paquetería. 

Además, desde el operador han señalado que irá incorporando el servicio por las tardes y los sábados en otras ciudades de Alemania, y se han previsto las opciones de entrega adicionales.