Los puntos de conveniencia juegan un papel cada vez más importante en las entrega de comercio electrónico, optimizando el reparto en la última milla y ofreciendo una flexibilidad extra a los compradores on-line.

Por eso, la red de paquetería de GLS crece en España y supera ya los 2.500 puntos de conveniencia con la incorporación de la red de 25 gasolineras Iberdoex, que abren durante 12 horas al día de manera ininterrumpida. Los destinatarios, al elegir uno de estos puntos reciben sus paquetes de manera segura y rápida, incluso aunque pasen la mayor parte del día fuera de casa.

Además, los ParcelShops se pueden utilizar para efectuar devoluciones, tanto dentro de España como a numerosos países europeos. De igual modo, desde estas tiendas los remitentes particulares pueden enviar paquetes dentro del territorio europeo.

Otro de los beneficios de utilizar los puntos de conveniencia para la recogida de envíos, es que reduce la huella de carbono asociada a la distribución de envíos, al concentrar la entrega de paquetes a destinatarios particulares en un único lugar. Menos paradas individuales significan reducir el número de trayectos y las emisiones.

Para Iberdoex este acuerdo representa una buena oportunidad para atraer nuevos clientes. GLS Spain presta apoyo a los socios con los que coopera con todos los dispositivos necesarios y con la  formación y asesoramiento necesario a los empleados de los puntos, y pone a disposición del personal una aplicación móvil que muestra paso por paso cómo tramitar los paquetes de forma fácil y rápida.

Actualmente GLS cuenta con un total de más de 2.500 puntos de conveniencia distribuidos por toda la geografía española, situados en comercios minoristas o en otros establecimientos comerciales, además de en sus más de 460 agencias o en sus delegaciones. A esta red pertenecen también más de 200 taquillas automáticas, que están disponibles las 24 horas del día los siete días de la semana.