El planteamiento de GLS es ser la tercera empresa de paquetería en el mercado español”, asegura a cadenadesuministro.es Jerome Jaeger, director Comercial de la compañía en España. A pesar de que la situación de la economía española es complicada, Jaeger reconoce que ahora mismo hay oportunidades, “planteamos un modelo mixto de crecimiento orgánico y de colaboradores en zonas de menor importancia, que no sean capitales de provincia, pero que nos permita llegar a la mayoría del país”.

El objetivo de GLS España, que es filial al 100% de de la compañía británico de correos, Royal Mail, se crecer con nuevas delegaciones y potenciando el negocio de paquetería y de servicios para el e-commerce, gracias a la red que le proporciona su matriz a través de General Logistic System, que ofrece 700 delegaciones en toda Europa y que “sigue creciendo”.

El responsable comercial reconoce que en España tienen mucha importancia para la actividad de GLS el sector textil y de calzado, “porque son las empresas más internacionales a nivel de retail y tienen los crecimientos más fuertes que se están dando hoy en día”.

En todo caso, es consciente que en el negocio e-commerce no es lo mismo entregar a un destinatario privado en España que en otros países europeos, “porque los márgenes aquí son mucho más ajustados”, pero por ello “ofrecemos soluciones flexibles en cada mercado a cada cliente”.

Cobertura en toda Europa

El responsable de GLS España apunta que el valor añadido de la compañía es ofrecer una cobertura propia en toda Europa, “consideramos Europa como un solo mercado, integrado en un solo sistema, así añadimos valora nuestros clientes respecto a la competencia”.

El plan de GLS en España pasa por mover un volumen de 40.000 envíos diarios en un plazo de 5 a 10 años. En este sentido, Jerome Jaeger subraya que el el crecimiento de las exportación es de un 20% , “en el crecimiento internacional estamos duplicando”.

El directivo también pone el énfasis en que el modelo de GLS nunca ha planteado la franquicia a sus socios, “los colaboradores que tenemos tienen contrato pero no hay exclusividad, por lo tanto la relación es bastante flexible, y creo que es un buen momento para estar con nosotros”.