Goodyear apoya las propuestas europeas que suponen cambios en las dimensiones de los camiones

Goodyear Dunlop apoya la nueva serie de propuestas de la Unión Europea, que suponen cambios en las regulaciones sobre las dimensiones de los camiones por motivos medioambientales y de seguridad, y que destacan el papel que los neumáticos, para conseguir estos objetivos.

Este borrador de ley, si se aprueba, supondrá más libertad para las dimensiones de los vehículos, permitiendo a los fabricantes de camiones y remolques, incorporar aspectos aerodinámicos que favorezcan el ahorro de consumo de combustible, así como aumentar la seguridad.

Aunque las propuestas regulatorias hacen referencia a mejoras en los vehículos en su totalidad, desde Goodyear han recordado que «los neumáticos juegan un papel fundamental en su diseño y rendimiento y, sobre todo, en relación a aspectos de seguridad y medioambientales«.

Desde el punto de vista medioambiental, la baja resistencia a la rodadura reduce el consumo de combustible y las emisiones. Además, las dimensiones de los neumáticos y su máxima capacidad de carga, influyen sobre su cargamento y su tamaño en general, permitiendo mayor flexibilidad en el diseño y posibilidad de aumentar la carga.

Alcance de las propuestas

Las normas actuales que establecen las especificaciones para vehículos pesados datan del 1996 (Directiva 96/53/EC), y las propuestas para adaptarlas, tienen en cuenta varios desarrollos tecnológicos que se han implantado desde entonces.

Otra de las enmiendas propuestas por la Comisión Europea, tiene como objetivo incrementar el peso máximo permitido del vehículo, para acomodar la utilización de baterías más pesadas, necesarias para sistemas de propulsión alternativos como los empleados en vehículos comerciales híbridos y eléctricos.

Los sistemas en las cabinas del camión con tacógrafo digital y los controles en la carretera que miden el peso en movimiento, permitirán un mayor control de los pesos del vehículo, que implicaría mayor seguridad y menor desgaste de las carreteras. El exceso de carga supone a los contribuyentes unos costes de cerca de 950 millones de euros al año.

Por otra parte, también se espera que las propuestas favorezcan el transporte intermodal, para una mayor reducción de las emisiones de CO2 se conseguirá reducir los trámites burocráticos al permitir que, contenedores de 45″ se utilicen más asíduamente en el transporte por barco, carretera y ferrocarril.

Condiciones para el transporte entre países

En junio del pasado año, Siim Kallas, vicepresidente de la Comisión Europa y Comisionado responsable del transporte, desarrolló una guía sobre las condiciones para que los camiones largos puedan cruzar las fronteras, aunque la Comisión ha aclarado que la autorización para los vehículos más largos pertenece a la competencia de cada uno de los estados miembros.

De este modo, ningún país miembro está obligado a permitir vehículos pesados en sus carreteras, aunque se deberá aceptar camiones de países vecinos y el transporte entre fronteras de estos países.

Las propuestas mencionadas anteriormente, deben ser adoptadas por el Parlamento Europeo y los países miembros antes de aprobarse la ley. Se están fabricando nuevos camiones coincidiendo con estos cambios que, si se aprueban, estarán en la carretera para 2018-2020.

La Comisión de la Unión Europea, estima que sus medidas propuestas ahorrarán cerca de 5.000 euros al año en costes de combustible para un camión estándar de larga distancia que cubra 100.000 kilómetros y podría representar un descenso de 7% a 10% en emisiones de gases de efecto invernadero, o en 7,8 toneladas de dióxido de carbono. Asimismo, tiene en cuenta que las mejoras en el campo de visión de los conductores, que estos cambios permitirían, ayudarán a salvar las vidas de 300 a 500 usuarios de la vía pública, incluidos peatones o ciclistas, cada año.