camion-autonomo-waymo-google

El camión autónomo de Google se pone a prueba esta semana con carga real en Atlanta.

La velocidad a la que se mueve la tecnología de conducción autónoma podría llevar a que empezáramos a ver vehículos sin conductor mucho antes de lo que pensábamos incluso en vehículos industriales, algo que supondrá una revolución para el sector con efectos aún por determinar sobre el empleo y la propia actividad de transporte.

Si hace unos días era Tesla la empresa que empezaba a realizar servicios de transporte real con carga en los Estados Unidos, entre Reno, en Nevada y la localidad californiana de Freemont, con un espectacular vehículo que ha pasado de ser un prototipo a una realidad, ahora, es Google la que empieza un piloto con camiones autónomos cargados con conductores que supervisarán el funcionamiento del sistema en todo momento al este de los Estados Unidos.

Así pues, esta misma semana, los camiones autónomos de Waymo empezarán a llevar mercancía en Atlanta, localidad ubicada en el estado de Georgia que es uno de los principales centros logísticos de los Estados Unidos, para los centros de datos de Google, algo que supondrá un cambio radical después de que la subsidiaria de Google probara la tecnología de conducción autónoma en carreteras con menor densidad de tráfico en California y Arizona durante todo el año pasado.

Con esta prueba piloto Waymo quiere seguir avanzando en el desarrollo de los dispositivos de conducción autónoma, con el fin de facilitar su integración con otros agentes de la cadena de suministro en un área de gran desarrollo de actividad logística.