Desde hace años, el puerto de Valencia se ha convertido en un factor clave para la economía española y valenciana, pues por sus terminales pasan el 35% de los contenedores destinados al comercio exterior español. Da servicio a Valencia, pero también a Murcia, Castilla-La Mancha, Castilla y León, e incluso Madrid.

Gracias a ello, ha conseguido situarse como el primer puerto español en tráfico total de contenedores, el primero en import-export, el segundo en tráficos totales calculados en toneladas y el primero en carga general y en tráficos ro-ro. De hecho, está al alcance del 60% del potencial import/export de la economía española, frente al 33% de accesibilidad del puerto de Barcelona, el 38% de Bilbao o el 11% de Algeciras.

Estos datos, presentados por el presidente de la Autoridad Portuaria, Aurelio Martínez, durante el VI Foro de Economía y Empresa del Colegio de Economistas de Valencia, avalan su posición como 26º puerto del mundo.

Se trata de un puerto en el que el equilibrio del import-export con el transbordo ha permitido el desarrollo de economías de escala, que redundan en precios más más competitivos en los fletes y en todos los servicios logísticos, además de ampliar la conectividad mundial.

El Instituto de Transporte y Territorio de la Universidad Politécnica de Valencia sitúa su impacto a nivel laboral en 44.303 empleos, sumando los 14.453 que generará la terminal de contenedores de la ampliación norte a los 29.850 derivados de su actividad actual.

Esto excluye el impacto de Sagunto y Gandía, así como el empleo inicial de los tres puertos, por lo que si se suma todo, se podrían superar los 53.000 puestos de trabajo, una cifra próxima al 2,9% del total del empleo de la Comunidad Valencian.

Nuevos proyectos

En el ámbito medioambiental, el puerto está actualmente estudiando la viabilidad de instalar un parque eólico, implantando la energía solar fotovoltaica, sustituyendo la flota de vehículos del puerto por híbridos y eléctricos, esperando la autorización para una subestación eléctrica que permita conectar los buques a la red cuando estén atracados en puerto y avanzando en el suministro de GNL e hidrógeno.

Además, durante el foro se han dado a conocer algunos datos del proyecto para la terminal de contenedores de la ampliación norte presentado por TIL. Será automatizada y contará con unas instalaciones completamente electrificadas, así como con una terminal ferroviaria con seis vías de 1.000 metros y capacidad para 305.000 TEUs anuales.