el-buque-granelero-xenia-en-el-puerto-de-malaga

El tráfico de graneles sólidos del puerto de Málaga ha crecido un 11% anual en los siete primeros meses de 2018.

Entre enero y julio, el puerto de Málaga ha movido un total de 1,6 millones de toneladas de mercancías, lo que implica un incremento del 4,1% con respecto a los siete primeros meses de 2017.

Con más detalle, tanto la incorporación de tres grúas Over Super Post Panamax como el interés de Maersk y Hapag Lloyd ha provocado que el tráfico de contenedores de la dársena malagueña se haya elevado un 98,3% anual en julio y acumula en todo 2018 un crecimiento de un 6,7%, para un total de 329.692 toneladas.

En idéntico sentido, el tráfico de graneles sólidos suma 927.726 toneladas entre enero y julio, un 11% con relación al mismo período del año pasado, gracias, en gran parte, al buen comportamiento de los graneles agroalimentarios, con un aumento del 85,5% en el caso concreto de cereales y su harinas.

Por contra, el movimiento de graneles líquidos ha caído en los siete meses un 56,7% anual, debido esencialmente a a la ausencia de operaciones de combustible en el recinto.

Al mismo tiempo, la importación de vehículos nuevos ha crecido un 31,4% anual en el período, mientras que el avituallamiento también se ha incrementado un 13,9% con respecto a los siete primeros meses de 2018, para sumar un total de 74.662 toneladas.

De cara a lo que queda de 2018, la Autoridad Portuaria de Málaga estima que la mejora de la conexión con el norte de África, así como el impulso del tráfico ro-ro y de contenedores serán los principales retos de los próximos meses.