El tráfico de mercancías del puerto de Santander ha sumado un total de 514.053 toneladas el pasado mes de abril, cifra que supone un ascenso anual de un 29%.

Como consecuencia, el enclave portuario cántabro ha movido en los cuatro primeros meses de 2021 un total de 2.087.477 toneladas, un 15,9% más que en el mismo período de 2020 y sólo un 0,2% por debajo del registro de idéntico tramo de 2019.

En consecuencia, la rada se coloca en registros similares a los que tenía antes de la irrupción de la crisis sanitaria y muy cerca de niveles máximos.

Con más detalle, entre enero y abril, la dársena santanderina ha movido 1.043.955 toneladas de graneles sólidos, un 6,1% más que hace un año, gracias sobre todo a mercancías como azúcar, los piensos, el manganeso, el cemento o los cereales, así como 77.230 toneladas de graneles líquidos, con un retroceso anual de un 6,3%.

Así mismo, el enclave también suma 966.292 toneladas de mercancía general en el acumulado de los cuatro meses, un 31,6% más que en el mismo tramo del año pasado, crecimiento que se debe especialmente a los tráficos de automóviles, carbonato sódico y madera.

Por lo que respecta a los contenedores, el tráfico del cuatrimestre se ha incrementado un 68,29%, hasta sumar un total de 11.267 TEUs.