puerto de Bilbao, terminal graneles liquidos

El tráfico de graneles líquidos del puerto de Bilbao ha crecido un 10% en la primera mitad de 2018.

En los seis primeros meses de 2018, el puerto de Bilbao ha movido un total de 17,6 millones de toneladas, un 11% más que en el mismo período de 2017 y 1,7 millones de toneladas por encima de los registros del primer semestre del año pasado.

La mitad de este incremento se debe, según los registros de la Autoridad Portuaria de Bilbao, al tráfico de graneles líquidos, que ha crecido un 10%  en el período, impulsado principalmente por el crudo de petróleo y la gasolina.

En idéntico sentido, los graneles sólidos  aumentan un 18% gracias al buen comportamiento de mercancías como sulfatos, arena y grava o coque de petróleo.

Así mismo, la mercancía general ha crecido un 10% anual en el semestre, mientras la mercancía convencional se ha incrementado un 5% debido al buen comportamiento registrado en los tráficos de productos siderúrgicos, la maquinaria y herramientas o el papel.

Por su parte, tanto la mercancía en contenedor como el número de TEUs crecen un 13%, gracias sobre todo a productos químicos, materiales de construcción y productos alimenticios.

Entre enero y junio han atracado 1.472 buques en el recinto portuario vizcaíno, 86 unidades más que en el mismo período del año pasado. De igual modo, el tamaño medio de los barcos llegados al puerto vasco en la primera mitad del año ha aumentado un 7%.

Adicionalmente, la cifra de negocio de la Autoridad Portuaria de Bilbao en el primer semestre de 2018 se sitúa en 35,4 millones de euros, frente a los 33,2 millones del mismo periodo del ejercicio anterior, lo que representa un incremento anual del 6,6%, por tanto.