Grimaldi ha recibido esta misma semana el ‘Grande Texas’, el sexto de una serie de siete portacoches encargadas al astillero chino Yangfan, ubicado en Zhoushan.

El ‘Grande Texas’ tiene 199,90 metros de eslora y 36,45 metros de manga, así como tonelaje bruto de 65.255 toneladas y una velocidad de servicio de 19 nudos.

El buque, de pabellón italiano, puede transportar alrededor de 7.600 automóviles o 5.400 metros lineales de material rodante y 2.737 vehículos.

La unidad dispone de doce cubiertas, de las que cuatro son elevables que le permiten transportar cualquier tipo de carga rodante de hasta 5,30 metros de altura, y cuya configuración minimiza el riesgo de daños a la carga durante las operaciones de carga y descarga, que se realizan mediante una rampa lateral y una rampa de popa que admite unidades de carga de hasta 150 toneladas.

Desde el punto de vista tecnológico, el ‘Grande Texas’ está equipado con dispositivos para reducir las emisiones contaminantes y lograr una alta eficiencia energética, incluyendo scrubbers y medidas para adaptarse a las regulaciones de tratamiento de agua de lastre.

Está previsto que el portacoches empiece a operar desde el próximo mes de marzo en la conexión ro-ro semanal que opera la naviera italiana entre el Mediterráneo y América del Norte, junto con los otros ocho barcos que ya realizan el servicio con escalas en Civitavecchia, Livorno, Salerno, Savona, Valencia, Amberes, Halifax, Baltimore, Davisville, Houston, Jacksonville, Nueva York, Altamira, Túxpan y Veracruz.