El Grupo Grimaldi consolida su presencia en el mercado irlandés con la puesta en marcha de una conexión ro-ro entre los puertos de Amberes y Cork, a partir de principios de mayo. Con dos salidas por semana desde ambos puertos, el servicio tiene como objetivo fortalecer la conexión actual de Irlanda y mejorar los tiempos de tránsito y la eficiencia del servicio de transporte de material rodante a Amberes, hub principal de Grimaldi en el norte de Europa.

El buque utilizado en esta línea Amberes-Cork será el Eurocargo Bari, con bandera italiana, que con una eslora de 200 metros, una manga de 26,5 metros, un tonelaje bruto de 32.632 toneladas, puede transportar 3.850 metros lineales de material rodante y 200 automóviles con una velocidad de servicio de 23 nudos.

Esta conexión permite además conectar España con Irlanda, enlazando con la línea de Finnlines entre Bilbao y Amberes, con un tiempo de tránsito inferior a una semana. Las salidas desde el puerto español están previstas los martes y una vez en Amberes, enlaza con la línea a Cork que sale los sábados desde Bélgica y llega los domingos al puerto irlandés.

Grimaldi opera en Irlanda desde hace casi 25 años, gracias a la alianza con la compañía Port of Cork, que ofrece servicios regulares para el transporte de material rodante y contenedores que unen Cork directamente con el norte de Europa y el Mediterráneo y, mediante transbordo en Amberes, y también a numerosos destinos en América del Norte y del Sur, África Occidental y Rusia.

A su vez, através de la filial Euromed Ireland Logistics, la italiana gestiona su terminal para tráficos ro-ro y multipropósito en Ringaskiddy, en el puerto de Cork, y ofrece también servicios de distribución a la industria automovilística, con una flota de portacoches,.