Ferry Florencia del grupo Grimaldi

La carga será enviada a través de conexiones ‘ferry’.

El Grupo Grimaldi ha firmado un acuerdo con las Autoridades Portuarias de Venecia (Italia) y Lübeck (Alemania) para la puesta en marcha de una conexión intermodal a través de estos recintos portuarios para conectar Suecia, Finlandia y Rusia con el sur de Italia y Grecia.

Así, los buques ro-ro de Grimaldi conectarán tres veces por semana el puerto griego de Patras con Venecia, donde se realizará la carga y descarga de un tren hacia Lübeck. Desde allí, la carga será enviada a través de conexiones ‘ferry’ hacia y desde los países escandinavos, los países bálticos y Rusia.

Además, a través de la subsidiaria Finnlines, el grupo podrá realizar hasta 38 salidas semanales hacia y desde Suecia, 17 hacia y desde Finlandia, y dos hacia y desde Rusia.

El objetivo central del proyecto es el desarrollo de un puente ferroviario entre los puertos de Venecia y Lübeck, que estará cubierto con entre dos y seis trayectos semanales con 30 contenedores o semirremolques cada uno, que conectarán ambos puertos en un plazo de entre 26 y 30 horas.

Se trata de una conexión rápida y respetuosa con el medio ambiente para conectar Venecia con el ‘hinterland’ europeo a través del tren, que se suma al servicio intermodal lanzado en noviembre de 2015 entre Venecia y Frankfurt, que permite el transporte, en sólo tres días, de los bienes que llegan por mar al sur de Italia o Grecia, hacia Alemania, o viceversa.

Fortalecimiento del Corredor Escandinavo-Mediterráneo

El puerto de Lübeck es el cuarto centro de operaciones más grande de Europa para tráfico de ferry y ro-ro, con datos anuales de 21 millones de toneladas de mercancías y 700.000 semirremolques movidos hacia y desde el norte de Europa. En virtud de este contrato, mejorará su posición dentro de su área de influencia, contribuyendo al fortalecimiento del Corredor Escandinavo-Mediterráneo.

Por su parte, el puerto de Venecia es el más cercano para los tráficos destinados al Paso del Brennero entre Italia y Austria. A través de este acuerdo, podrá expandir su área de expansión alcanzando mercados más lejanos, algunos de los cuales pueden ser asistidos por camiones en un área de hasta 150 kilómetros.