La naviera italiana Grimaldi quiere hacer realidad las denominadas autopistas del mar como alternativa al tráfico de mercancías por carretera entre España e Italia, por ello se propone incrementar su actividad en el puerto de Valencia duplicando la capacidad de la conexión marítima para camiones y remolques desde sus muelles a los puertos italianos de Livorno y Savona.

El objetivo de Grimaldi es crecer entre un 20 y un 25% el próximo año 2013 tras entrar en funcionamiento de un nuevo servicio diario entre el puerto valenciano y los italianos de Livorno y Savona, con escala en Barcelona, según ha asegurado Guido Grimaldi, director de Lineas de Corta Distancia del grupo naviero, el pasado martes durante la inauguración del buque “Eurocargo Bari” que realizará la línea.

En concreto, Grimaldi quiere canalizar en los próximos meses a través de esta línea el tráfico de componentes y piezas que genera el grupo Fiat desde Turín a la factoría de Iveco en Madrid. Además, se prevé que la citada línea transporte 100.000 unidades comerciales (camiones, contenedores, coches y maquinaria) y crecer en otros tráficos como el de la exportación de vinos y aceites procedentes de la Comunitat Valenciana y Andalucía.

Sin embargo, sus mayores expectativas están puestas en la industria de la automoción, ya que según Grimaldi la distancia en millas náuticas desde Valencia permite que el coste sea la mitad que el transporte por carretera. La naviera italiana inicia esta nueva expansión comercial junto al operador logístico y de transporte LKW, de capital austríaco, que aportará la mayor parte de las mercancías a esta línea de SSS.

Para el presidente de la Autoridad Portuaria de Valencia (APV), Rafael Aznar, la alianza entre Grimaldi y LKW «deposita confianza del sector del transporte en el puerto de Valencia, donde ya trabajan desde hace años y ahora mejoran sus planes de crecimiento en el comercio exterior«.

La compañía opera desde 2010 una línea Valencia-Livorno a la que este año ha añadido también otro puerto italiano, el de Savola, a 50 kilómetros de Génova y puerta marítima hacia Turín y Milán. Hasta ahora esta línea contaba con dos buques y tres servicios semanales. En breve incorporará un nuevo barco y ampliará a cuatro días el servicio y su intención es convertirlo en diario en el plazo de un mes con la incorporación de un cuarto buque, con capacidad para unos 300 camiones.