El fabricante valenciano de semirremolques, Grupo Guillén ha cumplido 120 años este 2016, en un momento clave por la expansión internacional que está experimentando. De hecho, a raíz de dicha internacionalización, el fabricante ha cambiado de nombre y pasa a denominarse Guillén Group, tal y como puede verse en su nueva plataforma web, que se ha renovado recientemente.

Guillén Group ha superado ya los 19,5 millones de facturación en los tres primeros trimestres de 2016, que provienen, fundamentalmente, del incremento de las ventas de semirremolques y de la incorporación a la flota de alquiler de un importante número de contratos a largo plazo firmados a lo largo de este 2016, que han supuesto una inversión en flota de más de cinco millones de euros.

Las previsiones del fabricante apuntan a una facturación consolidada de 25 millones de euros en 2016, lo que significaría un incremento de un 40% respecto al cierre del ejercicio anterior.

El cambio de imagen y de nombre obedecen a la necesidad de reflejar la evolución que ha experimentado el fabricante en sus 120 años de historia, sobre todo tras la fuerte inversión de los últimos años en nuevas tecnologías, para seguir apostando por la innovación, la resistencia y la fiabilidad en los semirremolques que fabrica.

Entre las últimas soluciones lanzadas al mercado por el fabricante se encuentra el nuevo G-LIG, un semirremolque de lona corredera más ligero y resistente, o el nuevo dolly EVO, un vehículo especial con unas características y funcionalidades mejoradas respecto a su anterior versión Dolly.