La International Chamber of Shipping (ICS) ha elaborado una guía para la actuación en todos los segmentos del transporte marítimo ante la actual pandemia de coronavirus.

El documento intenta conjugar la contención en la expansión del virus a escala global con la necesidad de mantener el tráfico marítimo internacional, con el fin de garantizar el movimiento de mercancías por todo el planeta para evitar posibles desabastecimientos, a la vista de que un 90% de las mercancías que se mueven en el planeta viajan por mar.

De igual modo, el trabajo también intenta servir para afrontar el problema que podría suponer las limitaciones que han impuesto gran parte de las navieras en los relevos de tripulaciones, algo que, a su vez, podría implicar roturas en las cadenas logísticas más globalizadas y complejas.

En este sentido, la guía también presta atención a la salud de los trabajadores del mar, con especial atención a la gestión de posibles casos de infección, su tratamiento en alta mar y la preparación para el desembarco de los enfermos.

De igual modo, también se analizan medidas de higiene y prevención, además de métodos para la limpieza y desinfección de equipos, además de para el tratamiento y evacuación de residuos supuestamente contaminados, entre otros aspectos.