Guillén Desarrollos Industriales ha comenzado las entregas de sus nuevos semirremolques con carrocería de lonas ultra rápidas. La primera ha sido la de un semirremolque Lona Super Fast  para su cliente pacense Fernando Antonio Guisado.

Se trata de una unidad con sistema de apertura y cierre rápido de la lona, dotada con un sistema de elevación de techo bilateral que cuenta con bombas manuales en los pilares frontales y traseros, para mejorar las operaciones de carga y descarga.

La principal característica de este tipo de carrozado es que carece de pilares centrales y tablas horizontales, por lo que todo él es deslizante. Esto facilita y agiliza las labores de carga, evitando completamente las tareas de desmontaje y montaje del carrozado para efectuar la carga lateral.

Dicha operación, además, se puede realizar en menos de un minuto por cada lateral, gracias también al mencionado sistema de apertura y cierre rápido, montado en la parte delantera y trasera de la lona. Por otro lado, el semirremolque cuenta con techo corredero para cargas superiores, lo que aporta un mayor rango de utilización.

Respecto a sus especificaciones, son las habituales del modelo G-120 Pro, con chasis galvanizado en caliente, suelo de 30 milímetros de espesor homologado para un peso eje de carretilla de 8.100 kg, tres ejes de freno de disco de 430 mm, sistema de frenos Wabco EBS con ODR, instalación eléctrica para el transporte ADR, neumáticos 385/65 R 22’5 y soporte de ruedas de repuesto tipo rodillos trasero con capacidad para dos unidades.

Este semirremolque, con un peso de 7.680 kilos, se podría suministrar también con techo fijo de altura, no elevable, lo que conllevaría una disminución del peso en relación al modelo entregado.